Desde las orillas del embalse presa de Taveras se pueden apreciar ejemplares de la vegetación originaria del lugar, su resistencia y la forma graciosa en que se ha adaptado su forma al relieve. Las pequeñas barcas muestran que, a pesar de todo, los afanes del hombre continuan más allá de las novedades sanitarias.

Bajo un sol plomizo de medio día llegamos a orillas del embalse de la presa de Taveras. El plato azul intenso del agua deja ver las corrientes que bajan de las altas montañas a través del río Yaque del Norte y sus afluentes, en forma de trazos sigsageantes de color ligeramente más claro que aquellas quietas aguas del lago.

A la distancia la vida de las comunidades de la vertiente sur del embalse. Viviendas, espacios para ganado y muy poca agricultura.

La vida de estas núcleos rurales ha cambiado con el tiempo, antes eran productores de café, viandas, ganadería de pequeña escala y doméstica; en la actualidad es horrible el impacto que ha tenido el hecho de que aquellos adquirientes de terrenos  pretenden una ganadería de montaña destruyendo el bosque, las fuentes de agua y la propensión a un hábitat que de lejos luce bonito pero en su matriz de origen se deteriora.

No obstante, pasar un rato en la soledad de las orillas, sentir la briza que baja montada sobre el resbaladizo tren de las aguas, nutre el espíritu y el alma se llena de azul y paz; necesario en este tiempo de confinamiento.

Por cierto que allí encontramos un restaurante (Rancho tíco los framboyan de Teo) que al entrar tiene una pancarta:  ¨SOLO PARA LLEVAR¨.

Me gustó ver las azules botellas de spray de alcohol a ambos lados del pasadizo de entrada, el lavamanos con suficiente jabón líquido y papel toalla,  además de todas las sillas con ¨las patas para arriba¨ esperando otro tiempo para nuevos comensales.

La oferta es simple pero de mucha calidad: Peces de agua dulce y peces de mar.

Cuatro personas atienden las diversas funciones para un reducido público que parece conocer las bondades culinarias del lugar.

Con las medidas pertinentes podemos hacer ejercicio de breves aventuras de turismo local, tomar fotografía y sentir esa libertad que regalan la briza y la distancia.

3 de Junio 2020

 

Actuación de carnaval en la que un personaje legendario toma cuerpo en uno actual transformandolo en una  marioneta

 El 30 Mayo de 1961 mostró los niveles de valor y arrojo en el corazón de los dominicanos al mismo tiempo que dejó ver la cobardía que reviste a muchos de nosotros.
Ya otros intentos de una hazaña que doblara el curso de la historia nuestra habían tenido lugar sin éxito tangible, pero fueron dejando espacio entre los dominicanos de que sí era posible enfrentar la cavernaria tiranía.
Finalmente rodeado de traiciones, miedo y gran valor llegó un día, una noche, en que se dio inicio al fin de una época que manchó nuestro suelo de oprobio y tristezas. Digo se dio inicio porque en mi opinión aún 59 años después la tiranía no ha terminado.
La historia conocida está allí, de Trujillo pasamos a Bosch, a Manolo, al triunvirato, a la revolución y de nuevo a la tiranía. Balaguer, embadurnado de la sangre del tiempo negro y apoyado por militares y sectores de poder que vieron redimida su herencia en el hombre de Navarrete, desoló las calles y casas de la nación de todo aquel que fuera pensador, activista o poeta o militante de pensamiento progresista. 

Mujer con bandera dominicana invertida pintada en su rostro

Lo que se quería restaurar nunca se pudo, medianamente los gobiernos del partido del Jacho pudieron estar  en palacio ocho años rodeados de toda la maquinaria dantesca que se dirigía desde la Avenida Máximo Gómez. A Jorge Blanco se le acusó de la matanza del año 1984 resultado de una revuelta azuzada entre la gente por las medidas impuestas por el FMI, pero el gobierno dormía en cuna de espinas y las fuerzas armadas, marioneta de los mismos estamentos oscuros del pasado, realizó su trabajo y el gobierno quebró.
De nuevo el hijo de la noche en el poder por 10 años, al final de los cuales quedó ciego de los ojos pero nunca apagada su sed de venganza. Después de unas elecciones cuyo amañamiento se demostró, claudicó vergonzosamente frente al líder del partido del Jacho y se redujo su último período de gobierno a dos años.
Los acontecimientos que se han dado en estos siguientes años tienen su génesis en ese momento ya que el hijo de la noche humillado y lleno de ira no pensaba morir ¨dejando eso asi¨. En esa idea era secundado por los viejos poderes y llegó el famoso ¨pacto patriótico¨ en que la oposición era descrita como el camino MALO y el engendro PRSC-PLD como EL CAMINO BUENO.

Edificio del Banco Central de la República Dominicana

Lo serio de la historia es que siempre resulta un juez implacable. Han tratado de cambiar el imaginario colectivo, diseñaron un plan de desmonte del estado, cambiaron la historia que se imparte en las aulas, se aliaron a los buitres internacionales y sus lacayos locales y vendieron la nación en componendas de aposento llevadas a su congreso para ser ¨legalizadas¨, sujetaron a los probes de materia y espíritu a ¨ayudas del estado¨cuando en realidad son ayudas que obedecen a un plan internacional.
Desfalcaron cada cuenta, oficina, recurso natural; dieron permisos al turismo con la condición de ser socios accionistas de los proyectos, lo sobrevaluaron todo; anularon la salud pública para dejar esa mina de dinero a prestadoras de salud de su propiedad, anularon la seguridad social para crear fondos que solo el año pasado ganaron 216 millones de pesos de personas que murieron y que nunca reclamaron sus beneficios.
Establecieron una dinámica de ingreso nacional basada en variables intangibles, no en base al desarrollo de fuentes de producción de bienes fuertes. El diferencial de la gasolina, los impuestos a la comunicación telefónica, impuestos a bancas de apuestas, impuesto a tener un tarantín en una esquina, impuestos, impuestos, impuestos; mientras la nación navega en las drogas, bandas armadas, sicariato, fraude fiscal, precios sin control, un sistema médico buitre donde cada paciente no es un enfermo sino un agente de ingresos. Existen en nuestro país más bancas de apuestas que aulas escolares. El bienestar se juega al azar.

Anciana transita por una la vía pública en busca de alimento.

Por demás, el estado, de ser conformado en sus inicios por idealistas, se ha transformado en un estado oligarca e insaciable, que para sustentarse ha tenido que repartir la torta que le toca al pueblo entre sus correligionarios y las clases poderosas.
La tiranía no ha terminado, pienso que es aún peor ya que por gozar de algunas libertades decimos que somos un estado moderno, pero no. Solo acérquese a una cárcel, a los archivos del sistema de justicia, observe el panorama de los servicios que nos corresponden por solo ser personas y que no tenemos porque ahora son negocios. La gente se muere, sino físicamente si moralmente, porque debe claudicar, envenenar su moral para poder ofrecer un servicio sobrevaluado al estado debido a que de todo lo que se mueve en nuestro país hay que ¨repartir¨ y no poco.
Y ¨todo es percepción¨, manipulación de los medios y sus ya ricas bocinas, una ley de mordaza vergonzosa, un pueblo deprimido e incapaz de levantarse con los grilletes de una dádiva que se saca de lo que paga ese mismo pueblo.

Campesino de San Juan de la Maguana

La tiranía no ha pasado. Yo vi en mi infancia cuando dijeron que aquella etapa de la tiranía pasó, vi como en los días siguientes a esta fecha pero en el 1961, las casas de los representantes del régimen fueron destruidas, supe de muchos que buscaron refugio entre las embajadas amigas y las oficinas de las iglesias, entre ellos el hijo de la noche, el prestidigitador que sirvió de bypass a la continuidad y cuyo ¨CAMINO BUENO¨nos ha llevado a un precipicio profundo y sin salida.
No hay nadie, inescrupuloso y vil, que pueda vivir mayor miedo que ver la cara del pueblo descubierta! Es difícil desprender de la cara de los pobres ese lodo seco que ya cree su piel, cincelado con sicología moderna, instrumentos que más que libertad son alienación, bochorno e injusticia. Pero nada es eterno.

Monumento a los heroes de Maimón, Constanza y Estero Hondo (La Raza Inmortal). Constanza

Aquella tiranía en su representación cayó, los que tomaron ¨el tablao¨, asesorados por los que conocen las herramientas modernas han superado los primeros 30 años. Se ha llegado el tiempo de abrir los ojos. Ojalá nunca revivir una noche como ésta pero eso ya no es atributo de letras sino un derecho que se han abrogado los pueblos desde las remotas y violentas historias bíblicas.

¨Para conocer a alguien de verdad, no hay que curiosear sobre sus pensamientos, sino sobre lo que ama.¨(San Agustín)

Fabio Mamerto Rivas Santos y Vinico Disla.

Naturaleza, cultura, arte y testimonio de la verdad.

Discurría la última mitad de la década de los años ochenta y transitaba, acompañando a Mons. Vinicio Disla, la carretera del sur. Camino de distancias y montañas que de pronto recordaban los desiertos del evangelio.

A poco rato nos abría la puerta de su casa, Mons. Mamerto Rivas, primer obispo de Barahona.

La tarde fue corta para visitar barrios, congregaciones religiosas, obreros y amigos. El pastor nos mostraba con sencillez y alegría su gente, el espacio que desde 1976 compartía con esa porción del pueblo de Dios. Su oasis de fecundidad pastoral en medio de un clima abrazador.

La noche nos regaló un espacio fresco para compartir con Mons. Rivas, con Mamerto. En el patio, en la ramas bajas de un árbol perchada, una cotorra repetía palabras y frases cortas a la que él contestaba. Un diálogo bello y simple, lleno de confianza entre el ave y el pastor. Una síntesis breve de su armoniosa relación con la naturaleza.

Además, preparada como para recibir convidados, también había allí una mesa de jugar domino. Me avergüenza decir que habiendo nacido en una familia ducha en este deporte de mesa, no pude ganarle una sola partida a Mons. Rivas.

Parece que Mamerto se dio cuenta de mi estado «apaleado» y nos invitó a una terrasita interior donde yo había visto al inició de la tarde un piano clásico. Este Obispo, nacido en Cabirmota, La Vega, tocó con exquisitez para nosotros unas hermosas partituras clásicas.

Aquel fue el primer encuentro de muchos que tuve con Mons. Mamerto Rivas, además de ser un seguidor de su vida pública y sus opiniones sobre temas nacionales.

En todo tiempo un pastor que habló en el mismo lenguaje de su rebaño, lenguaje llano y sincero, verdades cargadas de la contundencia de la sencillez.

A partir del año 2000 Mamerto Rivas dirigió la Pastoral de Ecología y Medio Ambiente de la Conferencia del Episcopado Dominicano. No me extraño esa asignación más, en la postrimerías de su oficio pastoral público, ya lo veía hablar con las cotorras muchos años atrás.

Fabio Mamerto Rivas partió a la casa del padre el 11 de Agosto del 2018 y Vinicio Disla el 1ro. de abril de este año 2020.

Eternamente agradecido!