[singlepic id=330 w=320 h=240 float=left]
Con la evolución de los gustos y la tendencia actual de tener en un álbum de bodas diferentes estilos de fotografía, se presenta un desafío a la planificación y atención del fotógrafo.
He sido contratado por parejas que manifiestan escrita y verbalmente que desean mayormente un estilo de reportaje en su álbum, luego seleccionadas las fotos para el álbum sus padres han preguntado por las fotos tradicionales, las que ellos desean en la mesita junto a las bodas de sus hijos anteriores: la foto tradicional, posada a la cámara. Aun así debe prevalecer el deseo de la pareja con respecto a estilo fotográfico.
Ahora bien, ya definido el estilo que la pareja desea y conociendo lo que cada estilo significa, los porcentajes de la mezcla que debemos aplicar al álbum final, la proporción de color, etc., nos vemos frente a la realidad del evento. Una boda es un evento cargado de emociones, unas se muestran, otras no. Como la vida cotidiana, existen también las situaciones imprevistas: simples momentos que llaman a la risa, al llanto, a la expresión cariñosa. El fotógrafo, por tanto deberá mantener una actitud de vigilancia de su entorno y los sujetos de mayor peso emocional, si en realidad quiere una espontaneidad al 100% como lo exige el estilo de reportaje: no mirada a la cámara, no intervención física o emocional del fotógrafo en la composición, actuar como un ojo más que documenta el instante tal cual es, con la única libertad de seleccionar el encuadre que desee.
[singlepic id=329 w=320 h=240 float=left]
En nuestra experiencia todo eso es posible y como dice el titulo de esta nota, para lograrlo es necesaria la atención del fotógrafo. Para aquellos que nacieron dentro de foto reportaje periodístico y en medios de mucha exigencia y acción, les resulta mucho más fácil que a los que, por exigencias del mercado, han tenido que transformarse a si mismos de fotógrafos clásicos a foto reporteros.
Finalmente señalar que como resultado de la poca participación que debe tener el fotógrafo de estilo reportaje en los micro eventos de una boda, su reloj interno deberá ir, brevemente, a un paso de la acción misma, o sea que además de la atención deberá hacer ejercicio de la pre-visión y por tanto debe hacerse acompañar de un equipo de trabajo que reaccione a la par de su percepción personal.
Confieso que existe un porcentaje de imágenes de cualquier boda que resulta de una combinación fortuita de elementos: fallas de los equipos de iluminación, disparo de la cámara antes de tiempo , reacciones inesperadas de los protagonistas y paradójicamente son las fotos que ganan concursos, porque en el mundo de bodas la experiencia es importante y un poco de suerte también.
Juan Guzmán/Fotógrafo de bodas

No related posts.

Related posts brought to you by Yet Another Related Posts Plugin.

Tags: , , , ,

Leave a Reply

You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>