Sarah Leyla Puello – 6/28/2008

LA EXPOSICIÓN PROMUEVE EL DIÁLOGO ENTRE ARTISTAS SIN FRONTERAS
[singlepic=106,320,240,,left]
Rafael Romero, Gabriel Pérez-Barreiro, Fernándo León Asencio, Patricia Phelps de Cisneros, José León Asencio, Gustavo Cisneros, Lidia León Cabral, Adriana Cisneros de Griffin y Carlos Palacios, presiden el acto inaugural de la exposición “Geografías (In)visibles en el Centro León.

SANTIAGO.- El arte contemporáneo habla por su capacidad de reinventarse a contratiempo. Un desarrollo contra la marea de avances tecnológicos que hace popular el entretenimiento inmediato por delante de aquél más introspectivo.

Los museos hoy en día son más que espacios blancos totalmente vírgenes donde se cuelgan las obras de un determinado número de artistas al azar, y más bien un monumental colectivo organizacional donde, según las palabras de Harald Szeemann, “actitudes e ideas que se han vuelto formas” cobran vida.

A la vanguardia de lo que acontece en la museología internacional, la directiva del Centro León de Santiago ha asumido el compromiso de difundir el arte contemporáneo en nuestro país a través de firmes propuestas en colecciones que llaman la atención, no solo por la calidad de las obras expuestas, sino por el encanto estético de sus instalaciones y conceptualización del espacio mismo de exposición.

Desde el pasado 27 de junio, se encuentra en exhibición por toda la superficie del centro, “Geografías (In)visibles, arte contemporáneo latinoamericano en la colección Patricia Phelps de Cisneros”, segunda colaboración entre el Centro León y la Fundación Cisneros de Venezuela.

Jay Levenson, Curador del Museo de Arte Contemporáneo de Nueva York (MOMA) calificó de “fabulosa” la exhibición, resaltando la estrategia de extender el espacio expositivo por toda la superficie del Centro León. “Es la primera vez que veo la exposición y creo que es fabulosa. Está instalada de manera muy bella”, expresó.

Una excelsa brigada de especialistas en museos tanto de República Dominicana como de Venezuela encaminó esta exposición hacia la expresión misma de la contemporaneidad en la creación de un discurso visual y simbólico entre las obras en el espacio museológico.

La idea surgió, en palabras del Director General del Centro León Rafael Emi-lio Yunen, de la intención de “salirnos de la frontera de lo que tradicionalmente consideramos “arte”. “Para la preparación de esta exposición no solo debíamos tener en cuenta el considerable valor simbólico de cada obra, sino el principio de que, tan importante como la obra en sí, es también el lugar, el espacio en que ella se exponga”, explicó Yunén.

Elaboración del proyecto
Dicho espacio requiere la colaboración de varios especialistas teniendo a la cabeza un curador encargado de ejecutar el proyecto. En este caso, el curador de arte contemporáneo de la Colección Patricia Phelps de Cisneros, Carlos Palacios, elaboró la conceptualización del espacio e hizo dialogar las 90 obras de 64 artistas de toda Latinoamérica, Europa y Estados Unidos.

Palacios explicó que lo que buscaba desarrollar era la relación de artistas contemporáneos con América Latina como lugar de origen y como territorio de un gran poder simbólico. Toda exposición, según el curador, parte de una idea. En este caso, se trató de poner de manifiesto cómo “el mundo globalizado de cierta manera ha diluido las fronteras, provocando que el arte ya no siga estrategias programáticas, sino un discurso que sobrepasa el ámbito geográfico”.

Partiendo de ese punto, fueron escogidas dentro de la Colección Patricia Phelps de Cisneros y la Colección Adriana Cisneros de Griffin, las obras que reunieron las condiciones para hacer surgir esa idea. Entre ellas se encuentran las de los dominicanos Jorge Pineda y Quisqueya Henríquez con “Sandra y Juana” y “A Heap of Paradise” respectivamente.

Formando diálogos
Uno de los aspectos más interesantes de la preparación de una exposición como “Geografías (In)visibles”, yace en el discurso que se busca lograr entre las obras. Rafael Emilio Yunén habló de cómo Adolfo Vásquez Rocca había sugerido que el arte contemporáneo necesitaba “desmantelar los conceptos de autenticidad, obra original y autoría individual como práctica discursiva”.

Preparar una exhibición de arte es parecido a la elaboración de una historia: la asociación de ciertas obras en un determinado espacio condicionan el mensaje subyacente que logra llevarse el espectador.

“La obra de arte siempre tiene un discurso ella misma”, explicó Carlos Palacios. “Lo que nosotros hacemos es ponerla a dialogar con otras obras”. Según Pedro José Vega, coordinador de exposiciones del Centro León esta tarea de casi un año se logra “con gran coordinación e implementando un lenguaje común a nivel técnico para solucionar determinados problemas”.

En una conferencia magistal acerca de la preparación de exposiciones de la Colección Patricia Phelps de Cisneros, su curador en jefe, Ariel Jiménez mostró cómo la arquitectura de los museos, la estructura espacial de las salas y sus tamaños influyen en la colocación de cada una de las obras y cómo el universo temático casi infinito de las obras se abre cuando unas son yuxtapuestas a otras.

En el caso de “Geografías (In)visibles” aparecen cuatro territorios o espacios relacionados tanto con la imagen visual como con los conceptos que ellas vehiculizan y que están muy ligados a la cultura latinoamericana. Por un lado, las representaciones de transparencia y opacidad juegan con detalles escondidos o aparentes que el artista deseaba resaltar. En el segundo espacio se distinguen las geografías, territorios y lugares estrechamente ligados a expresiones culturales, políticas o económ i c o s teniendo al hombre como a g e n – te modificador tanto del espacio urbano como de la naturaleza.

Así, los artistas contemporáneos proponen una nueva narrativa del lugar abriendo paso al tercer ámbito que es precisamente el de sus legados culturales. Finalmente, y con una mirada al interior del artista, el último aspecto de esta exposición es que reúne obras que de manera aparentemente sencilla esconden con gran trascendencia poética las vivencias personales y investigaciones de los artistas.

Terence Riley, curador del Museo de Arte de Miami (MAM), recalcó su gratificación de ver expuesto en nuestro país las obras de artistas que pertenecen también a la colección del MAM como Melanie Smith y Quisqueya Henríquez. Además, en su calidad de arquitecto y experto en arte contemporáneo, dijo que “esta exhibición es una prueba de que cuando se es un artista contemporáneo, las fronteras van perdiendo su significado puesto que las personas viajan más.

PARTICIPACIÓN
Uno de los elementos más atrayentes de esta exhibición que permanecerá en el Centro León hasta septiembre del año en curso, es la presencia, como centro del espacio expositivo, de una obra lograda por tres artistas locales.

María Román, Pragmi Marichal y Alberto Pereyra colaboraron en la realización de varios proyectos creados por los autores de las obras. Es el caso de “Public square with two fountains – bird eyes view”, de Franz Ackermann, una obra que requiere de gran destreza pictórica para ser realizada a la perfección y en el espacio de 5 días.

Carlos Palacios, curador del proyecto, calificó de “excepcional” el trabajo logrado por los artistas santiagueros quienes lograron, a través de la utilización de 11 colores y recursos diversos como el “masking-tape”, lograr a la perfección las instrucciones de Ackermann.

A pesar de que la obra será desmantelada al final de la exposición, tanto su creación como su limitada vida son una expresión misma de lo que es el arte contemporáneo: un espacio para dialogar, que llena de riqueza y significado las experiencias de vida que unen a aquellos que tienen la posibilidad de apreciar este arte.
(fuente: listindiario.com.do)

Related posts:

  1. Arte y fotografía de la mano de la colección Pinault look/Irving Penn.jpg La colección Pinault de Venecia, con sede en...

Related posts brought to you by Yet Another Related Posts Plugin.

Tags: , , , ,

Comments are closed.