juan guzman fotografia
Ayer subí a Arroyo del Toro en la Cordillera Septentrional. Altas botas de goma, abrigos, sombrillas y gorras de diversos tonos visten los habitantes de la comunidad.
Llovió toda la tarde. A las 5:00 ya no se veían los colores a más de 20 metros. El todo montañoso se confundía en una niebla espesa y blanca.
Juan Guzman
Las aguas que caen en esa montaña derivan de manera subterránea hacia la cuenca del Río Yásica que desemboca en el Atlántico, una parte; y las colinas del sur destinan sus aguas a la llanura del Cibao.
La gente, impedida de realizar sus labores cotidianas, se recogió en sus casas. Mientras, se adivina en las cortas distancias el olor a café para menguar ¨la frialdad¨.
Juan Guzmán
La acogida también fue calurosa, las conversaciones a voz alta, se derivan hacia temas como los paneles solares que exhiben con orgullo ya que ahora tienen ¨la luz en la casa¨, la cantidad de leche que se perdió ese día por la dificultad de algunos para ordeñar su vaquita. Esa leche la venden a la fábrica de lácteos de ¨El Toro¨, una modesta fábrica de queso ubicada en el camino que sale al Caimito; y otros temas comunitarios.

En El Toro no se habla de elecciones, ni delincuencia, para ellos es más importante continuar con las gestiones, vervenas y otras diligencias con el fin de comprar un vehículo que transporte a sus estudiantes a Tamboril y, mientras adquieren calidad educativa de mejor nivel, detienen la emigración temprana.
En El Toro se trabaja, se sueña y se ¨deja pasar la lluvia¨, ellos saben que no hay otra manera de enfrentarse a Noviembre, el llamado ¨mes de la reforestación¨, actividad a la que dedican, dirigidos por dos mujeres, dieciséis hombres de la comunidad cuyo jornales paga un organismo estatal.
El Toro se está transformando, tupidas manchas de bosque han crecido donde antes solo había roca viva, algunas familias de la comunidad viven en casas que han recibido de donantes privados. Donaciones internacionales dotaron a la comunidad de una Clínica Rural y una ONG envía un médico semanalmente a consultas, mientras la comunidad ofrece el personal de apoyo.
juan guzman
Por eso y muchas otras razones la gente no quiere emigrar de El Toro, por el contrario, a orillas de los caminos se ven nuevas viviendas de personas que han escogido la comunidad como sitio de ocio.
Una preocupación de ellos es la pertenencia geográfica ya que su vínculo natural es con la vertiente sur de la Montaña: Canca, Tamboril y Santiago, mientras que su pertenencia política es a la provincia de Puerto Plata.
foto Juan Guzman Republica Dominicana
Los hombre y las mujeres de El Toro guardan, ante el extraño, el mutismo característico del campesino dominicano, pero cuando le conocen abren el corazón.

Juan Guzman on October 20th, 2016

La vida se alimenta de la vida.
El ciclo de la existencia de cualquier especie
está marcado por su capacidad para sobrevivir
a los desafíos de su entorno.
Los organismos que se rigen por la ley natural
solo consumen lo que necesitan, ese hecho
asegura la permanencia de aquella especie
que les alimenta y les genera tensión vital.
La tensión vital asegura la vigilia y la defensa.
Un organismo sobrealimentado se transforma
en un ente vagante y desmotivado. Expuesto
a su predador.
La observación del comportamiento de
los pequeños seres ocultos en la naturaleza
doméstica podría cambiar el hecho
de percibirlos como horripilantes,
a entender que, guiados por el instinto natural,
corresponden a la belleza propia de la creación
toda. Dinámica y vital!

Tags: , ,

Juan Guzman on October 20th, 2016

El CEO de Facebook Mark Zuckerberg defendió al co-fundador de PayPal Peter Thiel tras las críticas que trajo su apoyo al candidato presidencial republicano Donald Trump.
Thiel, un miembro de la junta directiva de Facebook, donó $1.25 millones para la campaña del Trump esta semana.
En una captura de pantalla que se filtró y fue reportada por Hacker News en lo que parece ser una nota personal a los empleados de Facebook, Zuckerberg comentó sobre la decisión de Thiel en apoyo de Trump y la importancia de la diversidad. CBS News informó que habían confirmado la autenticidad de la captura de pantalla.
“Nos preocupa profundamente la diversidad, dijo. Eso es fácil de decir cuando significa defender las ideas que compartimos. Es mucho más difícil cuando significa defender los derechos de las personas con distintos puntos de vista y que quieren decir qué es lo que les importa. Eso es incluso más importante.” escribió Zuckerberg.
Agregó, “no podemos crear una cultura que dice que le interesa la diversidad y excluye a casi la mitad del país a causa de un candidato político.”
Zuckerberg señaló que podría haber muchas razones para votar por Donald Trump, que “no implican el racismo, el sexismo, la xenofobia o la aceptación de la agresión sexual.” Continuó diciendo que, “puede ser porque los de esa idea creen firmemente en la reducción del gobierno, una política fiscal diferente, el sistema de atención de la salud, las cuestiones religiosas, los derechos a las armas o cualquier otro tema donde discrepa con Hillary”.
Zuckerberg reconoció que, “Nuestra comunidad será más fuerte para todas nuestras diferencias, no sólo en áreas como la raza y el género, sino también en áreas como la ideología política y religión”.

Tags: , , , , ,

Juan Guzman on October 11th, 2016


Atardecer en Jersey Shore, NJ

¡Sal de la tierra!
El fin y el origen.
A mis espadas el mar ruge al besar la arena.
Ese encuentro de espuma salina con la textura del sílice que desde todos los puntos cardinales baja a detenerse en las fronteras del océano.
Lo supo Gandhi cuando puso a su pueblo en camino para recoger sal marina con sus propias manos y así desafiar las refinerías del imperio.
Lo supo el maestro de Galilea cuando nos dejó la estampa amorosa al llamarnos ¨sal de la tierra¨.
A mi espalda la espuma y la sal; enfrente de mí: el fuego.
El fuego, el ave.
El aleteo que va rumbo a los refugios que esperan para pasar la noche, y el círculo de vivos colores que da a la tarde ese tono único de pureza dorada.
He andado mucho para ver atardeceres, y no hay nada diferente en cada uno. Nos recuerdan la vida y la muerte, las luchas humanas, los afanes y la eternidad.
Sal de la tierra y halos de eternidad.
Cuando pienso en ello atino algo como de ciudad pequeña en madrugada: Se apagan unas luces y se encienden otras.
Porque anduvimos por caminos muy extrechos,
por los caminos del apego y de la gloria,
nos aferramos a uno y pretendimos el otro.
Al final siempre tendremos, desde el confort de la lógica
y la densidad, que saltar al vació.
Y quedar allí balanceandonos del invisible hilo de la fe.
Un riesgo donde la espuma y la caricia del suave viento
de la existencia quedan atrás.
¡Quién sabe! Quizás encontremos el Shangrilá
de la promesa que usualmente se ha dado en llamar utopía,
cielo, vida eterna o expansión infinita.
Yo, limitado y efímero también, apuesto por el sol de esta tarde
expandido, multiplicado, infinito.
Una vasija de energía dorada y gozosa que acoja a todos los
Espíritus del mundo en una comunión iluminada.
Allí podremos conocernos hasta sin conocernos porque
seremos la misma sustancia, la misma alegría, la misma humana trascendencia, la misma eternidad.
El fin y el origen.
¡Sal de la tierra y luz del mundo!
Jersey Shore, NJ. Septiembre, 2016

Juan Guzman on June 30th, 2016

Un pueblo puede vivir de recuerdos pero siempre se impone el presente.
Lo que fuimos se fue, lo que somos es. Así pasa con mi pueblo: Moca.

Locomotora antigua en Moca. fotografia Juan Guzman
Contaba mi padre que los muchachos de su tiempo guardaban los clavos que sobraban en las reparaciones de las vías del tren que comunicaba todos los pueblos del norte del país desde el puerto de Sanchez, en la bahía de Samaná hasta Puerto Plata. Las vías del tren pasaban por Moca y por Estancia Nueva donde nací. Aún el colmado de Pablo Guzmán tiene el nombre de ¨El Vagón¨en memoria de esos tiempos. Los jovencitos colocaban aquellos clavos en la vía, a riesgo de descarrilar el tren, cosa que nunca ocurrió; la máquina al pasar aplastaba el hierro y con esa lámina ellos hacían pequeños y duraderos cuchillos de uso en labores domésticas.


Desde mi juventud escuchaba a Adriano Miguel Tejada, Jaime Julia y a otros contando la historia de mi pueblo. Dónde se fundó, cómo se cambió de lugar. Mucho se ha escrito sobre la heroica ¨ciudad del viaducto¨, sus mujeres y sus hombres.
La historia no nos deja mentir, en cualquiera de los sentidos que se le tome. Moca, como el mundo, ha cambiado.

Así como la tierra, en extremo fértil, parió frutos, también parió hombres y mujeres que emigraron. Ellos han dado color con sus afanes y empeño al quehacer humano, político, social, cultural y laboral, dentro y fuera de la patria. Otros se quedaron haciendo de Moca lo que hoy es.

La ciudad ha crecido geométricamente poco en relación con el crecimiento de su población, por lo que la fluidez del espacio urbano es incómoda.

En esa misma proporción y como fruto de una suma compleja de factores sociales, aplicación del orden, descuido institucional y desigualdad, ha crecido el número de personas propensas al ejercicio de actividades nocivas para la convivencia tranquila.
La ¨ciudad del viaducto¨ de ayer se esfumó y sus gentes se ajustan y adaptan, algunos perplejos otros con valor , a la novedad de una comunidad diferente.

Dos semanas atrás, parado a la sombra matutina de la Iglesia dedicada al Corazón de Jesús leía la tarja colocada en un pequeño monumento dedicado al ¨Padre Vicente¨ (Juan Miguel Vicente Martín) Sacerdote Salesiano (1941-1974), fundador del Teatro Don Bosco, colocado justo al cruzar la calle. Fue, P. Vicente, un alma joven y luchadora al estilo de Don Bosco.

La tarja dice: ¨Dio todo por todos en favor de la juventud mocana. Para testimoniar con su vida que Cristo vive y sigue amando a los jóvenes¨

Leyendo estas memorias brilla en el horizonte la esperanza, no de que Moca retorne a los años de mi padre, pero si de que la evolución de la historia le devuelva a mi pueblo tiempos mejores en los que la juventud encuentre espacios para ser. Espacios para que el alma respire y pueda re-crear la ilusión por un mundo mejor. Un derecho de todo ser humano dispuesto a vivir y construir su historia y por el que tantos mocanos, en la estela de toda la vida republicana, han dado su vida y sangre.

A muchos, lejanos y cercanos, poderosos y simples, nos llama la ¨ciudad del viaducto¨a ayudar en alcanzar ese propósito.

Juan Guzman on April 19th, 2016

Su cámara ha registrado tanto peregrinaciones y ceremonias vudú en Haití como funerales en Georgia. A pesar de su timidez y pequeña altura, atributos nada provechosos para una fotógrafa, ha llegado a ser la única española miembro de la agencia Magnum. Se llama Cristina García Rodero y empezó a fotografiar a los 11 años. En esta entrevista explica cómo es ser fotógrafa en una época que vulgariza este arte y por qué su optimismo le ha permitido resistir más de cuarenta años en la profesión. (Fuente RT.com)

Tags: , ,

Juan Guzman on April 6th, 2016

(Conociendo a los grandes: toma íntegra de la fuente: magis.iteso.mx (iteso) Universidad Jesuita de Guadalajara, México)


Es uno de los artistas más visibles de la actualidad, y su trabajo en buena medida está orientado por la batalla contra el autoritarismo, la inequidad y la censura. Provocador y polémico, el creador chino es también un crítico tenaz de las consecuencias de la falta de democracia en su país, y ahora mismo está trabajando en llamar la atención del mundo sobre la crisis de los refugiados en Europa. Aquí presentamos siete de sus obras que resumen sus principales preocupaciones
DOLORES GARNICA (magis.iteso.mx) ABR 01,
.

Provocador y polémico, el creador chino es un crítico tenaz de la falta de democracia en su país. Foto: AP

“Incluso si fuera mil veces / más alta, más ancha y más larga, / ¿podría bloquear las nubes, el viento, la lluvia o el crepúsculo?,” escribió en 1979 el poeta Ai Qing acerca de la Gran Muralla China, después de lavar baños públicos durante más de 15 años en Xianjiang como castigo por su poesía. A pesar de la longitud, la anchura y la altura de la muralla, hoy podemos saborear sus versos.
En 1958, Ai Qing fue obligado a quemar todos sus libros, abandonar su casa y trasladarse a uno de los campos de trabajo forzado que funcionaban en la República Popular China, el país de la Muralla, cuando su hijo Ai Weiwei apenas cumplía un año de edad. Hoy, 59 años después, ese niño —artista visual, arquitecto, activista, jugador profesional de blackjack y bloguero— conoce lo mejor y lo peor de su país. Ai representa, para muchos dentro y fuera de China, un símbolo, un ejemplo de cómo se viven la vida, la política y el arte de ese país complejo, diverso y, para nosotros, tan contradictorio.
Definir y comprender a China en la totalidad de sus más de nueve millones de kilómetros cuadrados es tan imposible como comprender a cada uno de sus mil trescientos millones de habitantes. Pero acaso podríamos intentar aprender algo de uno de ellos: ¿cómo es la China de Ai Weiwei? ¿Los muros pueden bloquear las nubes, el viento, la lluvia, el crepúsculo o el arte?
.
1. Fuera de China: Fotografías de Nueva York
Foto: Ai Weiwei Studio
Son alrededor de 10 mil fotografías de una estancia en Nueva York que duró 12 años, de 1981 a 1993. El joven Ai Weiwei, falto de información pero con mucha intuición acerca del futuro del arte, se convenció de que en Estados Unidos encontraría respuestas a sus preguntas estéticas. Mientras conocía los trabajos de Andy Warhol, Marcel Duchamp y Jasper Johns —sus grandes influencias incluso hoy en día—, descubrió en la fotografía el soporte ideal para su propia obra, dada su escasez de recursos (trabajó como jardinero, entre otros oficios).
Fotografías de Nueva York  es un trabajo personal e íntimo, no sólo acerca de su vida y su relación con la ciudad (ahí consta, por ejemplo, el registro de su contacto con el poeta Allen Ginsberg, amigo de su padre), sino también de las vidas de cientos de inmigrantes chinos, la mayoría disidentes y refugiados. En estas fotografías retrata su presente, el de los chinos fuera de su patria y sus condiciones de vida en Estados Unidos: es un conmovedor trabajo acerca del exilio y la nostalgia, y en él también renovó sus votos políticos por la conciencia de la disidencia.
“Creía que Nueva York era la capital del arte contemporáneo, y yo quería estar en la cima. De camino al aeropuerto, mi madre me decía cosas como: ‘¿Te pesa no hablar inglés?’, ‘¡No llevas dinero!’ (llevaba treinta dólares en la mano). Yo le respondí: ‘Me voy a casa’”, explicó el artista al renombrado crítico y curador suizo Hans Ulrich Obrist. Así, entre imágenes de la vida cotidiana en su pequeño departamento del East Village, fachadas del barrio chino, autorretratos e incluso imágenes de piezas de arte, la fotografía se convirtió —desde entonces— en una especie de extensión expresiva de Ai: “El Nueva York que conocí ya no existe. Cuando veo el pasado, veo que estas fotografías son hechos, pero no necesariamente verdades. El presente siempre supera al pasado y al futuro no le preocupa el hoy”.
.
2. La ruptura: Dejando caer una urna de la dinastía Han
Ai Weiwei regresó a China en 1993 porque su padre agonizaba. Comenzó a trabajar —con las influencias de lo aprendido en Estados Unidos— abordando lo conocido y reflexionado sobre la realidad china desde afuera. Uno de sus primeros temas, todavía recurrente, es la relación entre la tradición y la memoria, entre la tradición y el presente, ¿y qué más tradicional en el arte chino que su cerámica? Así, sus primeros experimentos involucraban piezas simbólicas de la alfarería china. Dejando caer una urna de la dinastía Han es el registro en tres tomas fotográficas de una acción realizada en 1995, en la que el artista deja caer una valiosísima urna que databa de los años 206 a.C. a 220 d.C. La acción subraya el rompimiento del valor de la tradición en apenas un segundo, la fragilidad de la cerámica como metáfora de la memoria y, antes que nada, la ruptura de un creador con su historia, con su genealogía artística. Para muchos, también simboliza una crítica a la excesiva veneración del gobierno chino por su tradición y a la persecución que ejerce sobre las nuevas manifestaciones artísticas.
China, es verdad, venera su pasado, pero no todo. Aunque la tradición es importantísima en su vida cotidiana, parece que la memoria sobre sus hitos históricos es bastante frágil: “Muchos de los grandes problemas que vive China en la actualidad provienen, sobre todo, de la Revolución Cultural, que fue un parteaguas en su historia. Fue tan dura y radical que, debido a causas meramente políticas, se castiga la intelectualidad y el estudio de su historia. Nunca se recuperaron de eso y nunca lo harán. Quizá por ello, Ai Weiwei pone el dedo en la llaga, porque las nuevas generaciones han olvidado de dónde vienen y se han quedado solamente con la forma, pero sin fondo en lo que respecta a sus culturas y tradiciones”, explica Bernardo de Niz, fotógrafo mexicano que vivió más de cuatro años en China.

Dejando caer una urna de la dinastía Han Ai Weiwei Foto: Ai Weiwei Studio
La ruptura es uno de los temas favoritos de Ai. Lo es porque quizás encontró en el efecto del rompimiento una respuesta inmediata a sus acciones. Después de dejar caer el jarrón de la Dinastía Han, pintó sobre otras vasijas antiquísimas el logotipo de Coca-Cola o las sumergió en pintura industrial, para después incursionar en otros soportes y procesos. En 2006, por invitación de una empresa de internet china, abrió uno de los blogs más concurridos que han existido, con cerca de 200 mil visitas diarias. Allí, el artista relataba su vida cotidiana, sus problemas y la actualidad de China, sin filtros gubernamentales de por medio. Sorprendentemente, el blog se mantuvo funcionando hasta 2009, con lo que sentó un precedente sobre la relación entre la vigilancia oficial y la libertad de expresión, y también abrió una controversia acerca de las clases privilegiadas en aquel país.
“En China, la gente es libre de hacer su vida, de elegir y ahora hasta de viajar o de tener hijos, pero es una libertad sujeta a las posibilidades económicas: entre más ingresos, más libertades, porque esas libertades implican, en algunos casos, sanciones económicas que hay que pagar”, explica Alberto Gámez, consultor independiente con seis años de estancia en Hong Kong. “En efecto, Ai Weiwei pertenece a una clase privilegiada; sin embargo, esto no lo ha limitado en su lucha por los derechos de quienes menos tienen, ni para señalar y denunciar las problemáticas del sistema de partido único en China, de su falta de democracia, del control que tiene sobre la población en general. Definitivamente, él es una gran piedra en el zapato para el gobierno comunista de Pekín”, dice Bernardo de Niz.
.
3. Las ausencias: Cabezas del zodiaco
Cabezas del zodiaco Ai Weiwei Foto: Corbis
“Apenas había libros. No podía quedar un solo libro en todo el país. Conseguí mis primeros libros sobre Van Gogh, Degas y Manet y otro sobre Jasper Johns, gracias a un traductor que estaba casado con una alemana. Estos libros se convirtieron en algo muy valioso y en Pekín todo el mundo los compartía”, dijo Ai a Obrist sobre la escasez de fuentes bibliográficas durante su juventud. Y a pesar de la importancia intelectual de su padre, fueron quizás estas carencias —más los silencios históricos y la represión intelectual—, las que lo movieron a intentar completar los espacios vacíos. Cuando, en 1993, el artista regresó de Estados Unidos, se encontró con una floreciente escena artística invalidada por el gobierno, pero repleta de propuestas. Ante la falta de espacios y difusión del arte, publicó tres libros que funcionaban como una antología de creadores actuales, una especie de exposición editada: el Libro Negro apareció en 1994, el Libro Blanco en 1995 y el Libro Gris en 1997. “La gente tiene miedo de dejar algo por escrito; las palabras impresas pueden ser utilizadas como pruebas de un delito”, dijo a Obrist.
Sus Cabezas del zodiaco (exhibidas durante 2014 en el Museo Nacional de Antropología de la Ciudad de México) funcionan como una representación del tradicional zodiaco chino, pero también como un intento de recuperación arqueológica para llenar algunos de los vacíos. A partir de grabados, algunos dibujos y crónicas, en 2010 el artista recreó las doce esculturas que rodeaban un reloj de sol y una fuente en el palacio de verano de Yuaming Yuan —complejo construido en el siglo xviii por la corte china y destruido durante la Segunda Guerra del Opio en 1860—. Con este ejercicio de recuperación (no exacta, sino reinterpretada y exagerada a tamaño monumental), subrayaba la importancia del pasado destruido, el saqueo y la anulación de la memoria durante una guerra, en este caso, pero también como metáfora de cualquier saqueo. Hace poco, en enero pasado, Ai cubrió en Praga sus cabezas de zodiaco con mantas térmicas doradas para protestar por el sufrimiento de los refugiados provenientes del sur en su camino hacia Europa.
Cabezas del zodiaco Ai Weiwei Foto: AP
En 2013, para una exposición en Alemania, reunió seis mil bancos de madera de aldeas del norte de China: sencillos banquitos de trabajo que datan de 1368 hasta 1911 (de la dinastía Ming a la Qing), de todos colores y formas, como símbolo de la fuerza laboral china y como una evidencia del día a día, del rastro de vida en cada grieta, clavo y señal de uso. Los seis mil bancos se juntaron en un intento por mostrar el pasado de un objeto, la vida cotidiana a lo largo del tiempo y su importancia como patrimonio.
.
4. Mil millones de chinos: Semillas de girasol
De algún modo, hablar de China es intentar comprender a cada uno de sus habitantes, y son más de mil millones. “China es un país enorme donde norte, centro y sur son muy diferentes entre sí. Es un país en constantes desarrollo y dinamismo. Tiene las mejores infraestructura y fuerza de trabajo del mundo, allí lo que siembras da frutos rápidamente. Uno llega siendo una persona y sale siendo otra”, dice Roxana Quirarte, consultora independiente, residente en el país asiático por nueve años. “A China se le puede definir con una palabra: diferente. Tratar de definirla con más palabras sería encasillar la diferencia”, dice Jorge Salcedo, quien trabajó allá como maestro de inglés durante dos años. “China es cultura, historia y misterio. Te impresiona e intimida en una primera mirada, pero te cautiva y maravilla cuando empiezas a conocerla”, dice Alejandro Romero, que estudió tres años en Hong Kong. “La amas o la odias, con China no hay medias tintas: es un país lleno de contrastes y puedes experimentar cosas muy desagradables o maravillosas”, puntualiza Alberto Gámez.
Para que observemos a sus compatriotas, a cada uno, muchos de ellos sin voz o amordazados, Ai Weiwei mandó fabricar con artesanos de su país, cien millones de semillas de girasol en cerámica, cada una hecha a mano y diferente a las otras, para luego extenderlas sobre una superficie de mil metros cuadrados. Semillas de girasol, expuesta en 2010 en la galería Tate Modern de Londres, es también un recordatorio de los carteles de propaganda de la época de la Revolución Cultural, en los que se representaba a Mao como el Sol y a la masa del pueblo como girasoles vueltos hacia su ubicua presencia.
Semillas de girasol Ai Weiwei Foto: EFE
Ai Weiwei nos anima a intentar capturar la singularidad en cada elemento de Semillas de girasol. Esta obra sólo necesita que el espectador se acerque para reconocer cada semilla como diferente dentro de un mar donde parecen tan iguales: es una representación de la colectividad y a la vez del valor individual de cada uno de sus componentes. “Si nuestro sistema se resiste a comunicarse y rechaza la idea de que todos nacemos iguales, ¿por qué tendríamos que aceptar este sistema?”, explicó a Obrist.
En 2007, para Documenta 12 —exposición de arte contemporáneo que se celebra cada cinco años durante cien días en Kassel, Alemania—, Ai decidió convertir en realidad un sueño. Con el sarcástico título Cuento de hadas llevó, como pieza principal, a mil y un chinos seleccionados mediante una convocatoria lanzada por internet. Así, de 200 en 200, campesinos, amas de casa, artistas, políticos o policías —incluso una señora sin acta de nacimiento a la que hubo que acompañar al registro civil para que obtuviera su pasaporte— recorrieron libremente la exposición y la ciudad. “Ahora no es símbolo eso de que vienen los chinos: vienen de verdad”, dijo el artista en entrevista, y mediante esta acción creó una presencia singular y diferente de la población china en Europa y, al mismo tiempo, personalizó los números con rostros de personas.
Entre la inmensidad de mil trescientos millones de chinos, la historia de cada uno cuenta para Ai, por lo que resulta necesario mencionar a Yang Jia, importante para su vida y para la de China: “Un día Yang alquiló una bicicleta en Shanghái y la policía lo paró en una esquina para pedirle los papeles de la bicicleta. Mostró los papeles de alquiler y los policías se lo llevaron a la comisaría. Nadie sabe qué sucedió después. Él afirma que lo trataron de manera brutal y que debido a los golpes quedó impotente. Se quejó y presentó una demanda, pero nadie respondió. Volvió y mató a seis policías e hirió a otros cinco, y esto se ha convertido en un hecho extraordinario porque, para los chinos, tan sólo decirle ‘no’ a la policía resulta impensable. Durante el juicio, su abogado defensor trabajaba para el gobierno, y en esta historia hay mucho que definitivamente no cuadra”, contó Ai a Obrist. El artista dirigió un documental sobre este caso.
.
5. El refugio: Konzerthaus cubierto con salvavidas
Konzerthaus cubierto con salvavidas Foto: Corbis
Cuando era niño, Ai Weiwei vivió en una pequeña aldea, compartiendo el castigo del sistema chino a su padre; durante sus años en Nueva York conoció de cerca a los refugiados chinos. Conoce bien la idea y el impulso de la huida y el refugio. Después de cuatro años sin salir de China por estar sujeto a una investigación, en 2016 recuperó su pasaporte para realizar una exposición en Berlín: una pieza monumental en la céntrica plaza de Gendarmenmarkt, como parte del ciclo Cinema for Peace, donde Ai también fungiría como presidente del jurado. La pieza cubre las columnas de la Konzerthaus con cientos de los chalecos salvavidas color naranja usados por los refugiados que llegan a las costas europeas, en representación de los millones de migrantes en Europa. Ésta es sólo la última de sus piezas que tratan acerca del tema.
Desde la salida de su país, Ai lleva trabajando más de un mes en la isla de Lesbos, en Grecia, adonde arriban los refugiados que lograron salir de sus países. Toma fotografías y las sube a su cuenta de Instagram (@aiww), donde hace unas semanas causó gran polémica al posar replicando la fotografía de Aylan Kurdi, el pequeño niño sirio ahogado en el Mediterráneo, una imagen que impactó al mundo. La foto fue publicada en el Indian Today de febrero y ha provocado serias críticas contra el artista y a su ego, ante lo que señalan como la utilización de lo que ya es un símbolo de la lucha por la dignificación de los migrantes y refugiados en todo el mundo. Lo que pocos saben es que Ai patrocinó un gran estudio-taller en Lesbos, donde trabajan creadores de diversas nacionalidades y voluntarios de instituciones humanitarias no gubernamentales, para dar a conocer las realidades y magnitudes del problema desde esa pequeña isla a la que llegan a diario más de cinco mil personas huyendo de la guerra y la pobreza.
.
6. La arquitectura: Estudio de Caochangdi
La historia del arquitecto autodidacta Ai Weiwei comenzó en Nueva York cuando encontró un libro acerca del proyecto arquitectónico del filósofo Ludwig Wittgenstein para la casa de su hermana. Construida entre 1926 y 1928 en Viena y proyectada con el mínimo posible de elementos, colores y adornos, esa edificación intentaba una simetría extrema entre el interior y el exterior. “Al ver aquel precioso libro pensé: ‘¡Caramba, este tipo sí que sabe construir una casa para su hermana!’”, contó el artista chino a Obrist. En 1999, Ai alquiló un terreno al noreste de Pekín y, a partir de una serie de dibujos realizados en una tarde, construyó el estudio en sólo seis días: una estructura de ladrillos con el mínimo de elementos. “En aquel tiempo se construía mucho en China, y la mayor parte de los edificios eran muy comerciales y provenían de un mismo tipo de estudio de arquitectura. Así que muchas revistas dijeron: ‘Podemos construir de un modo distinto. Hay un tipo que construye solo, con pocos recursos y muy poco dinero’, y así se convirtió en un edificio muy publicitado en el país”, explicó entonces. Lo que pudo parecer un error, pero en realidad era algo insorteable, fue el hecho de alquilar el terreno, y es que “en China la gente no es propietaria del suelo, sólo de los edificios construidos, así que el gobierno puede reubicar gente cuando lo desee y construir lo que quiera”, explica Roxana Quirarte. Durante la noche del 11 de enero de 2011, el estudio fue destruido en su totalidad y ahora sólo quedan fotografías de él.
A causa del fenómeno en que se convirtió esa construcción, Ai obtuvo reconocimiento como arquitecto. Le llegaron solicitudes para proyectos dentro y fuera de China. “Poco a poco, algunos buenos arquitectos dijeron: ‘Nos gusta tu obra y, a juzgar por tu control y tu modo de mirar y tratar las cosas, creemos que eres un verdadero arquitecto’. Quedé sorprendido, porque nunca había pensado que la arquitectura era algo importante. Puede que sea una especie de poesía para mí”, dijo a Obrist.
Estudio de Caochangdi Foto: tulanebasebeijing.com
Quizá su edificio más icónico sea el que realizó con la firma suiza Herzog & De Meuron, el Estadio Nacional de Pekín, conocido como el Nido de pájaro, para ser sede de los Juegos Olímpicos en 2008. Envuelto en una estructura formada por una trama de trabes de acero que se doblan y giran sobre su propio eje, la obra constituye una red exterior semejante a un nido. Durante el trabajo en esta monumental construcción, los colaboradores planeaban dejar a la ciudad no solamente un espacio para lucir, sino también para usar en comunidad: “Desearía que algún día se convirtiera en un lugar representativo de la sociedad civil, un lugar para la celebración ciudadana”. Esos deseos no se cumplieron. Hoy, según visitantes, el estadio es un elefante blanco.
En 2008, Ai y Herzog & De Meuron se reunieron otra vez para fundar Ordos, una ciudad con cien villas de mil metros cuadrados, construidas por cien arquitectos de 27 países diferentes: “No se trata sólo de un arquitecto construyendo una casa, sino de formar parte de un movimiento mucho más grande. Es sobre la comunicación, el intercambio de ideas, de conocimiento, de experiencias que son mucho más fuertes. No buscamos solamente crear arquitectura, sino crear un intercambio conceptual”, explicó el artista sobre el proyecto, donde participaron los mexicanos Tatiana Bilbao, Frida Escobedo, Rojkind Arquitectos, Taller Territorial, Javier Sánchez, frente Arquitectura, AT103 y Dellekamp Arquitectura.
.
7. El encierro: 81 días
81 Días Ai Weiwei Foto: Gao Yuan
Ai, encerrado en una pequeñísima celda, encandilado por la intensa luz de una sala de interrogatorio; vigilado mientras come, se baña, duerme o visita el inodoro. Ai soñando con intercambiar papeles con sus celadores, con chicas en fina ropa interior. Ai rapado y transformado en mujer al final de Dumbass, el video musical dirigido por Christopher Doyle que describe los 81 días que el artista pasó preso, desde su detención en el aeropuerto de Pekín el 3 de abril de 2011, por presunta evasión de impuestos, hasta su liberación el 22 de junio del mismo año.
Estos 81 días no fueron una obra de arte ni una acción política. Se trató de una detención ilegal que lo desapareció por más de dos meses, sin derecho a visitas. Su libertad se puede atribuir a sus admiradores alrededor del mundo, quienes se hicieron presentes mediante cartas en las que exigían su liberación e incluso donaron dinero para pagar su supuesta deuda con el fisco (supuesta, porque las empresas estaban a nombre de su esposa). En junio de 2012 le confiscaron el pasaporte debido a una nueva investigación en relación con los delitos de “pornografía, bigamia e intercambio ilegal de moneda extranjera”. Los procesos legales no siguieron su curso, por lo que sus documentos fueron devueltos finalmente. “Mi proyecto todavía no realizado sería desaparecer”, había dicho a Obrist en 2010. Las circunstancias políticas, como le sucedió al poeta Ai Qing, lo llevaron a realizarlo.
…………..
Breve cronología weiweiana
1957 Nace en Pekín.
1958 Es llevado con su padre a un campo de trabajo a Xianjiang.
1978 Regresa a Pekín para estudiar Animación. Allí funda el grupo de arte Stars.
1981 Viaja a Nueva York.
1993 Regresa a China por enfermedad grave de su padre.
1999 Construye su estudio en Caochangdi, al noreste de Pekín.
2000 Funge como curador de la exposición Fuck Off, junto a Feng Boyi, considerada la primera exposición de arte contemporáneo en China.
2005 Invitado por la empresa Sina Weibo, publica el 19 de noviembre su primer post para su blog, que lograría miles de visitas diarias.
2008 El 12 de mayo, un terremoto sacude Sichuan. Ai abre una página en internet para contabilizar las muertes y desapariciones de niños, cuya cifra ya va en más de seis mil.
2009 Al testificar para una investigación sobre errores de construcción que causaron muertes innecesarias en Sichuan, un grupo de policías golpea a Ai Weiwei en la cabeza, causándole una hemorragia grave. El artista es intervenido quirúrgicamente en Alemania.
2010 Debido a una investigación fiscal, es puesto en arresto domiciliario y se le prohíbe salir de China.
2011 Sin explicación, la noche del 11 de enero, el estudio de Ai es demolido. Al tratar de salir del país, el 3 de abril, es arrestado y prácticamente desaparecido. Por presión internacional es liberado el 22 de junio.
2012 Confiscan su pasaporte por considerarlo sospechoso de evasión de impuestos, pornografía, bigamia e intercambio ilegal de moneda extranjera.
2013 Es nombrado embajador de Reporteros Sin Fronteras, lo que le permite solicitar la restitución de su pasaporte.
2016 Su pasaporte le es devuelto. Viaja a Lesbos.
Libros
:: Ai Weiwei, conversaciones. Hans Ulrich Obrist, Gustavo Gili, Barcelona, 2014.
:: Ai Weiwei, Interlacing. Urs Stahel y Daniel Janser (eds.). Wegelin & Co. Private Bankers y George Foundation, Alemania, 2012.
:: Ai Weiwei, Evidence. Prestel & Berliner Festspiele, Alemania, 2014.
:: Ai Weiwei: New York 1983-1993. Distanz, Estados Unidos, 2011.
:: The Political Space of Art: The Dardenne Brothers, Ai Weiwei, Burial and Arundhati Roy. Benoît Dillet y Tara Puri.
* Un agradecimiento especial a Alcides Mayo, quien facilitó la bibliografía para la realización de este reportaje.
.
Fuente : magis.iteso.mx (ITESO) Universidad Jesuita de Guadalajara, México

Tags:

Juan Guzman on April 5th, 2016
Con motivo del 155 aniversario del primer levantamiento armado en Moca contra la Anexión a España, el 2 de mayo de 1861 y en interés de dar a conocer la historia de la fotografía en esa ciudad, el Dr. Rhadamés Rodríguez anuncia la celebración allí, de la Primera Colectiva de la Fotografía en Moca, que será inaugurada el viernes 29 de abril del 2016 a las siete de la noche en el Parque Presidente Cáceres.
Entre sus atractivos figuran 37 fotografías de unos 23 fotógrafos, entre ellas la única que existe del cadáver del Presidente dominicano Ulises Heureax, ajusticiado en Moca el 26 de julio de 1899, tomada por el fotógrafo español Frank Adróver Mercadal, de la colección de la Dra. Ilonka Nacidit- Perdomo y las pinturas del fotógrafo oficial del Presidente dominicano Ramón Cáceres, Abelardo Rodríguez Urdaneta, que recrea su asesinato en 1911, de la colección del Lic. Salvador Alfau.
Igualmente se podrán apreciar trabajos de Pedro Catinchi, de (Puerto Rico), el primer fotógrafo que instaló un estudio en Moca en 1892; Rodolfo Barranco, (Cuba), 1917; Ramón Antonio Molina, 1934; (Puerto Plata), Angel Villalba, (Santo Domingo), autor de las fotos que recrean el homenaje a Moca de la Revista Renacimiento de noviembre de 1917 y ganador del 2do lugar en la Primera Exposición Nacional celebrada en Santo Dgo. en 1907; Julio Aybar (Monte Cristi), 1910; y de los mocanos: Manuel Rodríguez, primero en abrir un estudio en su pueblo, en 1946; Frank Olivares, 1954; Hipólito Salcedo, 1948; Victor Cabrera (Vitico), Juan Guzmán, William González, Juan Guzmán Salcedo, Julio Fernández, Juan Santiago Cabrera, y Pedro de la Cruz, entre otros.
La Exposición estará abierta al público de 8:00 am a 7:00 pm, el sábado 30 de abril. En ese fecha se exhibirán las fotografías en pantalla gigante y además se pondrá en circulación un trabajo audiovisual especial con las 38 fotos de la colectiva, recreado con el poema Homenaje al 2 de mayo del poeta mocano Dr. Victor Lulo Guzmán, con arreglos y música de Carlos Brito y Leo Pimentel, interpretado por la vocalista mocana Vilmania Olivense.
El activista cultural Dr. Rhadamés Rodríguez, organizador de esta colectiva, ha organizado en su pueblo natal, además : Un Canto a Moca; Exponavidad con lo nuestro; Moca Vive; Guanábano Invita; la exposición de fotos Colección: Imágenes de la Mocanidad; el panel televisivo: Causas y Consecuencias del 2 de mayo de 1861 y es el autor del libros: Moca en Poemas y Canciones, y del álbum fotográfico: Colección: Imágenes de la Mocanidad, entre otros trabajos sobre su pueblo.
FOTOS, FOTOGRAFOS Y SU  PROCEDENCIA
1-Parque Central,1897.Glorieta donada por Presidente  Ulises Heureaux.
2-Cadáver del Pte. Lilís, ajusticiado en Moca el 26 de julio de 1899. Frank Adróver, ( España).
3-Bodas- Julio Aybar,1910,  (Montecristi).
4-Asesinato del Presidente Ramón Cáceres-Abelardo Rodríguez Urdaneta,1911,(Santo Domingo).
5-Asesinato del Presidente Dominicano Ramón Cáceres-Abelardo Rodríguez Urdanetsa, (Santo Domingo).
6-María Asencio, Reina de la Fiesta Agua y Luz-Pedro Catinchi, 1915. 1er.
Fotógrafo que se instala en Moca, en 1892, (Puerto Rico).
7-Parque Presidente Ramón Cáceres-Angel Villalba,1917, (Santo Domingo)
2do. lugar 1era Exposición Nacional de 1907.
8-Carlos e Italia Carezzano, Rodolfo Barranco,1917, (Cuba)
9-Antonio R.D. Molina-Ramón Antonio Molina,1935. Notario del Acta de la fundación Provincia Espaillat. (Santo Domingo)
10-Telésforo Núñez (Telé)-Ramón Antonio Molina,1937. Unica foto de la 1era.  exposición individual  de Moca, de su autoría en 1937 (Puerto Plata)
11-Octavia Michel-Ramón Antonio Molina,1939. (Puerto Plata). Madre del héroe nacional Tunty Cáceres.
12-Carnaval Mocano 1955-Manuel Rodríguez. 1er. mocano que abre su estudio en Moca en 1946.
13-Rosa Perdomo, Reina de Los Entusiastas Juveniles-Frank Olivares, 1958, (Moca).
14-Olga Lora, Novia del periodismo-Manuel Rodríguez,1959, (Moca).
15-Genoveva Pérez (La Guandulera)-José Adriano Molina,(Nene), 1981, (Moca).
16-Víctor Cabrera (Vitico) Juan Carlos  Olivares,1981, (mocanos ambos).
Primer fotógrafo mocano en hacer una colectiva de pintura en Moca,1981.
17-Bodas Mercedes Estrella y José Pichardo-José Pichardo,1961, (Moca).
18-Bodas Mario Cáceres e Ilda Perdomo- Frank Olivares,1963, (Moca).
19-El ciclista León Ureña-Augusto Tejada,1972,(Moca)
20-Antiguo local de los Bomberos,1966.
21-Inauguración  Mercado Modelo,1966
22-El Framboyán-Juan Guzmán Salcedo,1995.(Revista Geomundo),(Moca).
Una de las publicadas por esa revista de 8 mil recibidas del mundo     entero.
23-Fernando Lara y Máximo Viñas-Domingo Gómez,2008,(Moca).
24-Karina Tejada-Roselio Núñez (Chelo),(Moca).
25-Fortaleza San Felipe de Puerto Plata-Juan Guzmán,(Moca).
Allí estuvo preso el Padre de la Patria Juan Pablo Duarte.
Juan es el Creador de la página digital Fotografía Dominicana.com
26-Anochecer en el Santuario, William González,(Moca).
27-José Lizardo (José Bomba)- José Adriano Molina (José Bomba),(Moca).
Célebre personaje de la mocanidad.
28-El Morro-Víctor Cabrera  (Vitico), (Moca). A los 14 años ya tenía 5 premios como pintor.
29-Morro y salinas-Víctor Cabrera (Cuqui),(Moca)
30-Familia Espaillat-Frank Olivares,(Moca).
31-Equipo de futbol-Hipólito Salcedo,(Moca).
32-El Fumador-Julio Fernández,(Moca).
33-Nicole de la Cruz-Juan Santiago Cabrera (Chago), (Moca).
34-El comunicador  Anselmo Comprés y Manolo Ozuna-José Perdomo III (Boogie),(Moca). Uno de los pioneros de la Televisión en Moca.
35-Alcanzando el cielo-Carlos Octavio Rojas Lara.1er. mocano en
participar en un concurso nacional de aficionados,1949.
37-Compromiso en el Agua- Pedro de la Cruz,(Moca).

Tags: ,

Juan Guzman on April 3rd, 2016
El algoritmo que permite colorear una fotografía tomada en blanco y negro
Un estudiante de doctorado de la Universidad de Berkeley desarrolla un algoritmo para colorear las fotografías en blanco y negro sin la mediación del ser humano. El parecido con la imagen real se precisa con cada transformación
Richard Zhang
Algunas de las imágenes coloreadas por el algoritmo de Zhang que han salido a la luz / RICHZHANG.GITHUB.IO
@anajournalism Madrid 02 ABR 2016 – 18:23
Lo habíamos visto casi todo. Desde la eliminación de las pecas que cubren la totalidad del cuerpo de Katy Perry en la fotografía de portada de la revista Rolling Stone de 2010; pasando por la duplicación de personas en una multitud o la supresión en una imagen de un determinado personaje, hasta llegar a la amputación de caderas, piernas, brazos, orejas u ombligos en portadas y editoriales de postín. El Photoshop y la edición digital de imagen todo lo pueden. Y es que la fotografía ha sufrido un vuelco durante las últimas décadas, en las que la vista engaña y lo que el ojo capta no se corresponde con la realidad física. Tanto es así que ya es posible colorear las fotografías en blanco y negro con solo pulsar un botón.
No se trata de los efectos casuales y conocidos para colorear imágenes de manera arbitraria, sino de la exhaustiva investigación del equipo de Richard Zhang, un estudiante de doctorado de la Universidad de Berkeley que ha desarrollado un complejo algoritmo por el que el usuario, con tan solo pulsar un botón de su teclado del ordenador, conseguirá colorear aquella foto de la infancia de sus abuelos que no se veía demasiado bien por estar tintada en blanco y negro.
Hasta ahora, tan solo era posible tintar las fotografías a través de la acción del ser humano, o también, si lo dejábamos en manos de una máquina, era posible hacerlo confiando en que el programa de edición lo llevase a cabo mediante la identificación de los contornos de la imagen, algo poco preciso y bastante aleatorio. El algoritmo de Zhang ha conseguido deducir los colores de la fotografía, aunque eso sí, con ciertos errores. Las pruebas llevadas a cabo a posteriori con un grupo de usuarios, revelan que estos no sabían distinguir si la original era la fotografía en blanco y negro o la fotografía en color en el 20% de los casos. Una cifra un tanto baja, no obstante hay que apuntar que el algoritmo de Zhang mejora y es más preciso con cada trabajo que lleva a cabo, con lo cual, la mejora está garantizada.
Ya son varias las fotografías coloreadas, como retratos de Marilyn Monroe o paisajes de Ansel Adams. De momento, el software no se comercializa a la espera de superar la fase de prueba, pero ya podemos augurarle un futuro brillante como nueva incorporación al diseño fotográfico actual.

Fuentes: Richard Zhang, toigoradio

Tags: ,

Juan Guzman on March 29th, 2016

Juan Guzmán, fábulas dominicanas

En El Burende sólo hay siete casitas, todas de dos cuartos.

No hay señales telefónicas, ni tendido eléctrico.

Por las noches los hombres prenden trocitos de cuava que clavan en el suelo debajo del árbol de mango donde se reunen a jugar dominó a la luz de un foquito de minero.

Por ser tan oscuro el lugar, en las frías madrugadas el espíritu se expande al mirar el cielo que parece va a reventar de tantas estrellas.

Por El Burende no se pasa, sólo se llega. El camino termina donde vive la gente.

En las cercanías del lugar se encuentran las primeras estribaciones del Pico Nalga de Maco. Cuentan que mucho tiempo atrás pernoctaron personas extranjeras en la vecindad, ellos decian que allá arriba habia un lago con pececitos de oro.

La noticia se regó y llegó dede New York una Señora acompañada de su hijo y le propuso a losl ugareños un pago de quince mil pesos para que le guiaran a la cima de la montaña.

-¨No había visto un día que cayera tanta agua como ese día¨! Comenta José, quien participó de la expedición.

-¨La Señora insistía en que debíamos subir a como diera lugar, peor a mitad de camino a su hijo se le atascó una pierna en el lodo y no pudo seguir¨, la madre decidió entonces devolverse. Dejar eso así!¨

-¨Después de eso algunos han subido y sabemos que del lado de San Juan de la Maguana también. Hasta en helicopteros han venido. Pero nadie ha visto el lago con los pececitos de oro¨.

Carmen que escuchaba el relato exclamó:

-¡Yo mejor me quedo criando chivos, la ambición mata!

Al día siguiente vi a Carmen preparándose para ir a lavar la ropa en ¨la toma¨, el lugar donde llega la tubería con agua traida por gravedad. Pero antes recogió sus chivos y los amarró de una de las raices del árbol de mango.

¨Porque mejor es la sabiduría que las piedras preciosas¨. Proverbio.

Juan Guzmán

Santiago de los Caballeros, Marzo 29, 2016

Tags: , , ,