Fotógrafo documentalista

Fotografía documental, social, institucional, corporativa y medio ambiente.

Urbanidad Dominicana

Urbanidad Dominicana

Santiago de los Caballeros es la segunda ciudad en importancia de la República Dominicana. Situada en medio de El Cibao, la que se suele llamar ¨La ciudad corazón¨, es el centro socio-económico y cultural de la región norte de la República Dominicana.

Medios de producción

Medios de producción

El país es originalmente agrícola, aunque en los últimos 50 años ha aumentado el sector de servicios. Entre los principales rubros de la agricultura está el arroz, las musaseas, el cacao, el bananao, leguminosas y vegetales.

Estilos de vida

Estilos de vida

El dominicano es conjunto de orígenes y matices culturales. Alegre, trabajador y con una identidad isleña pero vinculada a un pasado de multi conformación y a un futuro de globalización. La identidad dominicana se reconstruye permanentemente.

La luna: Inmortalidad y presencia

juan guzman fotografia

                                                                                                                                         Luna creciente. Fotografía: f/11, 1/160s, ISO 100

Según la luna crece se deja ver más nuestra sombra.

La regla de oro de los sembradores es que:

En luna nueva siembras todo lo que crece hacia abajo,

en luna llena todo lo que crece hacia arriba.

Y no es superstición, es la incidencia del satélite

en la energías de nuestro planeta, las mareas,

el moviento de la savia en las venas de la flora

y de los fluidos de nuestro cuerpo.

La luna llena guarda una relación tradicional

con la expansión, con la alegría,

con la capacidad de acoger y dar.

El budismo ve en la luna quietud,

los de raza amarilla relacionan la luna

con la inmortalidad,

en el continente del kilimanjaro

al verla piensan en la muerte.

En la América originaria asociaban la luna

con El Gran Espiritu.

Quietud, inmortalidad, muerte y presencia,

evoca el compañero de viaje del planeta azul.

Al fotografiar la luna veo como un espejo

que permite meditar sobre el universo,

los ciclos del tiempo y la luz que crece

y decrece así como ocurre con nuestra

propia vida.

24 de febrero, 2021

Santiago, RD

A la inversa

A la inversa

Cuando paso el valle del esplendor

no tiembla mi afán en consumir las horas

en valadies gestos que consumen la esencia

del acto de existir: El tiempo y la posibilidad.

A medida que avanza el día de la vida

se abre la conciencia de aquello

que habiendo estado ya no está.

Entonces se apura el paso

para remediar el descuido.

Pero el regalo del tiempo no se estira,

solo puedo quizás hacer, del remanente,

un existir de calidad.

El camino que se estrecha se anda

con pausa y la soledad que temía,

como perro fiel, ya anda de amiga de mi sombra.

¿Será acaso el tiempo de la melancolía?

Cada cual puede responder a su modo.

Pienso que este momento lo ha vivido

tanta humanidad que doctrinas sobran

para poner en práctica.

¿Trasciende la vida?

¿Que encontraré al final cuando escale

la última cima?

A mis pies se abre una ventana de luz

en el muro sólido y oscuro de la noche,

al otro lado me veo pequeño e inocente.

Parece que comienzo lo que ahora termina,

o quizás comienzo lo que termina después.

¡Qué maestro ideó este rompecabezas!

¿Para qué viaje estamos hechos?

El desafío humano siempre será
encontrar un camino.
A laberintos del alma o a viajes
por los trillos del mundo.
Hasta en los sueños buscamos
salidas, soluciones, escapes.
A veces las salidas más dificiles
de encontrar son aquellas
que nos lleven, a temprana edad,
a descubrir nuestra vocación.

¿Para qué viaje estamos hechos?

¿Para un viaje en planicie que deleita
mirando lejos, o para un viaje de montaña
que exige estar pendiente de cada paso?
Posponer el hecho de escojer camino
es perdida de tiempo, miedo a abandonar
una comodidad inventada a partir
de patrones conformistas.
Si te decides, puede ser que el final de tu viaje
exhiba cicatrices profundas,
no los tatuajes de la modernidad
que se compran y estampan en media hora. No!
Cicatrices visibles e invisibles son las
del caminante, su mapa de ruta,

el GPS del andar de su alma.

Porque en un camino, aún y en los sueños,
se encierran todos los caminos.
Aquellos de paisajes hermosos
y aquellos marcados al borde de barrancos oscuros e interminables.
Al final, la gloria no está en el camino sino en andarlo.
Septiembre 7, 2020

La iguana verde: Hábitat, biodiversidad y pandemia

 

Décadas atrás transitaba con frecuencia la carretera del sur, los destinos y razones eran diversos. Llegábamos a Pueblo Viejo de Azua, donde vivían amigos compañeros de universidad, nos daban ¨bola¨ los choferes en los camiones que cargaban tomates. Era una carretera polvorientas con curvas muy pronunciadas, se debía viajar despacio.
Luego los viajes llegaron hasta Galván, pasando por Tamayo, en la provincia Barahona. Me fascinaba la algarabía de las aves, muchas de ellas extrañas para mi en ese entonces, que sobrevolaban las lagunas naturales que existían dentro de las zonas que visitaba.
Aprendí a amar el sur, árido y salvaje en otros tiempos y hora también. Pero en la memoria llevo una imagen que se repetía en los primeros viajes, iguanas amarradas en troncos de cambrón en oferta de venta a los viandantes.
En principio, siendo del Cibao, no conocía las iguanas más que en libros, luego me resultaba extraño que un reptil fuera objeto de venta. Con los años me involucré en la fotografía de naturaleza, en cooperar con organismos e instituciones dedicadas al medioambiente y he conocido con tristeza cuan grande es el mercado de especies animales y forestales en el mundo.
Recientemente, camino a San Juan de la Maguana, me detuve en una de las paradas de la ruta y este adolescente me ofrecía un ejemplar de Iguana por un precio de quinientos pesos. No me interesaba el animal sino la foto y él me permitió realizarla.

Salud pública y el cuidado de la  biodiversidad
El comercio de especies ilícitas es enorme a nivel global y con la pandemia del coronavirus se está cuestionando como el tráfico de animales salvajes y partes de los mismos impacta en la salud mundial, además de su incidencia en la biodiversidad particular de cada nación.
Mucho de este movimiento y tráfico furtivo lo provoca la vanidad humana, ya que aves, reptiles y otros animales se obtienen como mascotas. Un afán de exhibir lo exótico de ejemplares que en su hábitat son bellos y libres pero ¡yo quiero que sean míos!
El tráfico ilícito no está sujeto a control sanitario por eso es peligroso para la salud. Existen las enfermedades zoonóticas que son aquellas que se transmiten de animales a seres humanos. Virus, bacterias, parásitos y hongos propios de las especies que por lo general son asintomáticas pueden ser de alto peligro para la salud humana. (China ha suspendido la exportación de carne de animales salvajes a partir de la pandemia del Covid)
La iguana verde, procedente de centro américa, la que sostiene el jovencito en sus manos, es una especie introducida a nuestro país y vendida como mascota exótica. La hembra pone unos 80 huevos al año por lo que su reproducción es exponencialmente grande. Algunas personas han liberado ejemplares y estos a su vez están ocupando espacios que obligatoriamente corresponden a otras especies. Más aún, la iguana verde es portadora de la Salmonella, un tipo de bacteria que provoca infecciones y trastornos digestivos y que se transmite por las heces que este animal deposita en piscinas, vehículos y en el ambiente natural que invade luego de su liberación.
En islas Gran Caimán la iguana verde, también introducida como mascota exótica, ha puesto en peligro la desaparición de la endémica iguana azul debido a los gérmenes que emanan sus cadáveres en descomposición. En la República Dominicana se tiene una alerta respecto a esta especie, su venta y control sin resultados conocidos hasta el momento.

El hombre ha fallado en custodiar la tierra
Vivimos en la casa común como una familia humana y en la biodiversidad con las otras criaturas de Dios. Pero el hombre por egoísmo ha fallado en su responsabilidad como custodio y administrador de la tierra. La hemos contaminado y saqueado, poniendo en peligro nuestras vidas. “Hemos pecado contra la tierra, contra nuestro prójimo y, en última instancia, contra el Creador, el Padre bueno que provee a todos y quiere que vivamos juntos en comunión y prosperidad”, señaló el Papa en el 50º del Día Mundial de la Tierra.

Coronavirus, el planeta avisa que la humanidad debe cambiar
En su boletín de Mayo pasado el Programa Mundial para el Medio Ambiente de ONU señaló entre las prioridades post-pandemia: intensificar el trabajo para mapear amenazas zoonóticas y reducir el riesgo de futuras pandemias como la del coronavirus que actualmente enfrenta la humanidad.
Además de una respuesta en diversas áreas, entre las que se encuentran: ayudar a gestionar los desechos del COVID-19 y ofrecer un cambio transformador para la naturaleza y las personas.
En dicho informe la  directora ejecutiva del programa, Inger Andersen afirmó: ¨Con la COVID-19, el planeta nos ha enviado un mensaje de advertencia muy fuerte: la humanidad tiene que reinventar su relación con la naturaleza¨
La invitación está clara e ilustrada, mejorar nuestra relación con la naturaleza, que en nuestro caso como país no se trata de enseñarnos contra un jovencito que vende una iguana a plena luz del día, se trata de re-educarnos en el respeto a la biodiversidad manteniendo las especies y recursos en su hábitat, como es el caso las cotorras y pericos, la flora de nuestros parques nacionales, los caracoles y piedras de nuestras playas, los materiales del lecho de nuestros ríos, los corales, etc.
La biología abarca al planeta en su totalidad. Cada pieza que se mueve de su nicho ecológico crea un desequilibrio. El caso de la iguana verde al igual que muchísimas otras especies traídas y encerradas en jaulas en viviendas dominicanas son resultado de un crimen ambiental.
Como señala el Papa, la humanidad y en particular los cristianos estamos llamados a reconstruir nuestro vínculo con la naturaleza o exponernos a que ésta, descontrolada, ponga en peligro la misma existencia humana, la muestra está en la experiencia de sanidad dolorosa y triste que estamos viviendo.
Juan Guzmán, Santiago, agosto 2020

La entrada al primer Santiago de América

Como urbe mediterránea, la ciudad de Santiago está conectada con todas las regiones del flanco norte de la cordillera central, siendo lógicamente la principal aquella que le conecta con la ciudad de Santo Domingo, la capital, y las provincias del eje este-oeste que de encuentran en el trayecto.
La llave de entrada a Santiago desde la autopista Duarte es el distribuidor, la rotonda, del patrón santiago que abre sus brazos para conectar al sur y centro de la ciudad por la calle El Sol y con la parte norte del centro urbano por la Av. Las Carreras.
Esta toma aérea describe el enunciado e ilustra el sentido de movilidad y el entorno de la rotonda del patrón Santiago.

Víctor José Víctor Rojas

¡Sin el Caribe el mundo se moriría de tristeza. Que bella música!
Así escribía un ciudadano cubano al pie de uno de los videos de la presentación ¨Bellonera¨ que realizó Victor Victor en la ciudad colonial en el año 2015.

Victor Victor (Fuente externa)

Víctor José Víctor Rojas a quien todos conocimos como Victor Victor, nació en Los Pepines, un populoso barrio de Santiago de los Caballeros en la República Dominicana, que derrocha arte, tradición e historia por todos lados. Allí nació el artista Jhonny Pacheco, así como también unos de los grupos de mayor renonbre en el carnaval de Santiago. Espacio de confrontación política en los años de la dictadura. Los Pepines sigue siendo un lugar para debatir, compartir y crear.
De este entorno socio-cultural nace y crece el compositor de ¨Como tu, una flor¨, ¨el colibrí¨ y decenas de piezas musicales que fueron referente para la juventud del último tercio del siglo veinte y las generaciones presentes.
Fue fundador, en los años 70, junto a Sonia Silvestre del grupo Nueva Forma que participó, en el año 1974, en unos de los festivales más controversiales de la canción de protesta que tuvo el país en esos años de gobierno ferreo del Dr. Joaqín Balaguer: ¨Siete días con el pueblo¨
En su producción ¨Verde y Negro¨ del año 2007, Victor Victor rinde homenaje a aquellos hombres que durante décadas se dedicaron a luchar por las libertades de nuestro pueblo. Para él la lucha no era ajena a sus raices sociales cuyas manifestaciones vio representadas en hombres del caracter de David Onelio Espaillat luchador revolucionario, quien fuera uno de los principales dirigentes del Movimiento Popular Dominicano, MPD y fundador del Partido Comunista del Trabajo PCT.
( Norka Espaillat (Hija de David Onelio, nos comenta: ¨Recuerdo las visitas de Vitico a mi papá, (David Onelio Espaillat) no había límite de tiempo para sus largas conversaciones. Vitico fue además un hombre amable, afectivo.¨
La creación musical de Victor Victor fue plural, brillante en su contenido poético e inmensa en su riqueza lírica y alcance universal. Angela Carrrasco, Charityn Goico, Milly Quezada, Maridalia Hernández, Sonia Silvestre, Jorge Taveras, Fernando Casado, Chichí Peralta, José Antonio Rodríguez, Pavel Núñez, entre muchos otros músicos e interpretes locales, cantaron y tocaron; cantan y tocan la producción de Victor Victor.
Celia Cruz, Guadalupe Pineda, Sophy, Marc Anthony, Emmanuel, Django, Daniela Romo, Felipe Pirela, Danny Rivera y otros tantos más cataron y cantan su música a nivel internacional.
Hoy, a sus 72 años, ¨se nos fue alante¨ Victor Victor dejando un hermoso legado de hombre de pueblo y ciudadano del mundo, visionario en los ritmos del tiempo y franco en reconocer el valor del trabajo ajeno. ¨Los músicos crearon la bachata¨, declaró en el momento en que la UNESCO reconocía éste genero musical. ¨ellos, los músicos, decía Victor el pasado año 2019, fueron definiendo el sonido que identifica a esta expresión de la música popular, la forma particular de ejecutar la guitarra, el bongó, el requinto, marcaron la diferencia con otros géneros musicales.¨
¨Adios, compañero de pupitre en la Anexa «Salvador Cucurullo» en la Calle del Sol¨, así despide nuestro querido profesor y amigo Miguel Sang Ben a Victor Victor.
¡Compañero de pupitre! sin cuya música el mundo moriría de tristeza, no olvides lo que comentaste aquella tarde: ¨Si esta noche no toco un SON entonces tengo problemas¨.
Toca tu son Victor Victor!
En paz descances hermano.
Santiago de los Caballeros, Julio 17, 2020

Desencuentro de ¨La Palabra¨

 

 

 

Se esfumo de la tierra la raza de hombres

que cargaba la palabra en los macutos.

Por eso hoy en día nadie ¨da la palabra¨.

No hay palabra!

Existe un dialecto de comodidades

replanteadas para evitar dependencias del decir.

Un runrun de conceptos nuevos

que al final del día no definen

nada más que un vacío etéreo.

Así flotante, impreciso, va el devenir del mundo,

entre ¨blindajes¨, ¨normativas¨,¨desescaladas¨,

y ¨falsos positivos¨.

Todo se niega, todo se afirma, como un virus

irascible que anula la fuerza de la razón.

Más aún, el mundo no quiere razones,

ni discursos, ni nada que huela a tiempo

de pensamiento, ni a idea elaborada y fértil.

Es un mundo de signos falsos, acercamiento

a la minusvalía de elaborar algo más que

el disminuido esfuerzo de un dedo

para pulsar una plástica forma

y así expresar lo que pienso, siento o deseo.

Como recién nacidos los hombres

vivimos en el tiempo de la atrofia,

de la marchita fluidez del habla propia,

esa vibración sutil y armoniosa que define

el verbo y el ánima de cada humano

y todo aquello que encierra el universo.

En el principio era así: el verbo

y al final el vacío.

Una cómoda inexistencia sin contradicciones,

un mundo magnífico dominado

por el imperio irrelevante de la nada.

Juan Guzmán 17 de Junio 2020

Presa de Tavera: espacio de libertad

Desde las orillas del embalse presa de Taveras se pueden apreciar ejemplares de la vegetación originaria del lugar, su resistencia y la forma graciosa en que se ha adaptado su forma al relieve. Las pequeñas barcas muestran que, a pesar de todo, los afanes del hombre continuan más allá de las novedades sanitarias.

Bajo un sol plomizo de medio día llegamos a orillas del embalse de la presa de Taveras. El plato azul intenso del agua deja ver las corrientes que bajan de las altas montañas a través del río Yaque del Norte y sus afluentes, en forma de trazos sigsageantes de color ligeramente más claro que aquellas quietas aguas del lago.

A la distancia la vida de las comunidades de la vertiente sur del embalse. Viviendas, espacios para ganado y muy poca agricultura.

La vida de estas núcleos rurales ha cambiado con el tiempo, antes eran productores de café, viandas, ganadería de pequeña escala y doméstica; en la actualidad es horrible el impacto que ha tenido el hecho de que aquellos adquirientes de terrenos  pretenden una ganadería de montaña destruyendo el bosque, las fuentes de agua y la propensión a un hábitat que de lejos luce bonito pero en su matriz de origen se deteriora.

No obstante, pasar un rato en la soledad de las orillas, sentir la briza que baja montada sobre el resbaladizo tren de las aguas, nutre el espíritu y el alma se llena de azul y paz; necesario en este tiempo de confinamiento.

Por cierto que allí encontramos un restaurante (Rancho tíco los framboyan de Teo) que al entrar tiene una pancarta:  ¨SOLO PARA LLEVAR¨.

Me gustó ver las azules botellas de spray de alcohol a ambos lados del pasadizo de entrada, el lavamanos con suficiente jabón líquido y papel toalla,  además de todas las sillas con ¨las patas para arriba¨ esperando otro tiempo para nuevos comensales.

La oferta es simple pero de mucha calidad: Peces de agua dulce y peces de mar.

Cuatro personas atienden las diversas funciones para un reducido público que parece conocer las bondades culinarias del lugar.

Con las medidas pertinentes podemos hacer ejercicio de breves aventuras de turismo local, tomar fotografía y sentir esa libertad que regalan la briza y la distancia.

3 de Junio 2020

Transhumanismo y ética

Las comunicaciones y las redes sociales forman parte de los recursos de dominio de los nuevos ¨campos de concentración sin lágrimas¨

Si, el transhumanismo es esta nueva etapa de la historia en que lo científico-tecnológico ¨mejora¨ la condición de la vida humana y que implica el fin de la misma tal como la conocemos. Los gestores del concepto plantean que ¨sería un error llorar por la desaparición      de una humanidad como ésta si lo que la reemplazará será algo mejor¨
El error de base, a mi modo de ver, está en la palabra ALGO. Por mucha preeminencia de la inteligencia artificial tenga al ser alimentada con todos los datos de toda la humanidad y desde allí sustraer patrones aplicables a ¨cualquier situación y sus variables¨, carecerá de valor para definir el concepto ¨nueva humanidad¨ si la base de recreación parte de la vida que no domina ni dominará nunca la ciencia.
El afán de inyectarnos miedo y por consiguiente arrodillarnos, es una ambición histórica de las élites en su pretensiones de reducir la humanidad y convertir a los que queden en seres manejables a sus intereses de poder, dominio económico y ¨mesianismos vacíos¨.
El plan es diabólico y está en la primigenia razón de la lucha del bien y del mal desde la creación o de la creación evolutiva como algunos gusta llamar siguiendo a Teilhard de Chardin. La creación es tan perfecta, armónica y bella que para el mal ha sido el desafío supremo su destrucción y/o transformación.
El lenguaje de hoy que incluye covid, pandemia, vacunas, chips, pasaportes controlados, toque de queda, confinamiento, sólo tiene un fin: generar miedo, miedo, miedo. Los grandes pensadores del tercer Reich quedan opacados por las modernas teorías de control de masas. Lo que imaginamos fortuito es parte de un plan que tiende a debilitar las estructuras que sostienen a amplios conglomerados humanos generando así caos y desequilibrio mientras se preservan los mejores cerebros para servir al dominio en el nuevo espacio del trasnhumanismo.

Museo de Arte Moderno New York

La ciencia ha marcado sus logros con la etiqueta ¨descubrimiento¨.  Modificar, adaptar, transformar lo creado mediante el experimento y la técnica serán siempre elocuentes logros de la ciencia, pero nunca será creación pura, esa facultad le pertenece a la naturaleza. (foto Juan Guzman. Museo de Arte de Moderno. New York)

Pero ellos saben que hay un error en sus cálculos.
¿Dónde encaja el bien en su ecuación?
¿Qué significa para el devenir del universo y sus leyes que parte de una elite viva 50 años más que la media de vida o que viva en otro planeta o en islas privadas?
Llenarán el mundo de humanoides, redes, controles, transhumanizaran la vida, pero no la muerte; siempre habrá un final aunque, como ya algunos han hecho, se cambien el corazón muchas veces; más que nunca será notable el dominio de la vida aunque cambien las formas.
Podrán estructurar lo que nace hasta antes de nacer, controlarlo, modificarlo y pretender que han creado un mundo nuevo, pero nunca podrán generar la semilla de la vida.
Hasta el momento y contando, los sistemas de alta producción y las sociedades de alto consumo nos han dejado como legado basura y contaminación, sólo la vida en su esencia, con su capacidad intrínseca de autogeneración, ha evitado que a estas alturas hayamos sucumbido.
La premisa de un pensador a un científico que adujo conocimiento del plan para reducir la base de la piramide social, destacando que los pensadores no están en riesgo, fue: ¨siempre tendrás, como científico, un dilema ético: trabajar para el bien o para el mal, para reducir el sufrimiento de la gente o para alimentar las ambiciones del hombre. Te darás cuenta de que lado estás el día en que comiences a buscar justificaciones vacías para cruzar la delgada frontera que existe entre ambas posibilidades.
Juan Guzmán Junio, 2020